La Corte Internacional de La Haya estableció el lunes una nueva frontera marítima entre Nicaragua y Honduras en el Caribe. Se puso así punto final a una disputa de ocho años que sostenían los vecinos centroamericanos en una zona donde, según se cree, hay yacimientos de petróleo.

Nicaragua demandó en diciembre de 1999 a Honduras ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), un organismo de la Naciones Unidas, reclamando que la frontera entre ambas naciones en el Caribe fuera trazada en el paralelo 17.

Honduras sostenía que la frontera marítima se encontraba en el paralelo 15. La Corte dijo en su fallo que la línea fronteriza debe trazarse a partir del paralelo de 15 grados 00 minutos 52 segundos y que Honduras tiene soberanía sobre Bobel Cay, Savanna Cay, Port Royal Cay y South Cay.

En Tegucigalpa, el fallo fue recibido de manera muy favorable, mientras el gobierno de Nicaragua afirmó que la decisión del tribunal internacional favorece la integración regional.

Vía: www.dw-world.de

Anuncios