Los miembros del parlamento turco elegidos en las elecciones celebradas el pasado 22 de julio prestaron juramento este sábado, con todas las miradas puestas en los 20 diputados kurdos, presentes en la cámara baja por primera vez desde 1991. Los representantes kurdos afirmaron que buscan la reconciliación y una solución pacífica para el conflicto entre turcos y kurdos, que ha causado 30.000 muertos desde 1983.

Lea: Turquía: ¿oportunidad para los kurdos?

La última vez que hubo diputados kurdos en el parlamento turco, éstos fueron encarcelados por querer prestar juramento en el idioma kurdo.

Vinculado al PKK

Poco después, su partido fue prohibido por sus supuestos vínculos con el rebelde Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

 

La constitución del nuevo parlamento se produce pocas semanas después de que el AKP, el partido del primer ministro Recep Tayyip Erdogan, ganara las elecciones legislativas con cerca de 50% de los votos.

La primera gran tarea del Parlamento será elegir al nuevo presidente de Turquía.

La nominación del anterior candidato del AKP a la Presidencia, el ministro de Relaciones Exteriores, Abdullah Gul, causó una importante crisis política, con manifestaciones multitudinarias en protesta contra el candidato y a favor del secularismo del país.

Muchos turcos creen que Gul tiene una agenda islámica, algo que él negó antes de retirar su candidatura.

Los diputados turcos juraron este sábado su lealtad a una Turquía unida, independiente y secular.

Nacionalistas

Además de los diputados kurdos, también jurarán su cargo los 70 diputados de Partido del Movimiento Nacionalista (MHP), quienes antes de las elecciones llevaron a cabo una fuerte campaña anti kurda, cuando los enfrentamientos entre el ejército y el PKK estaban en su punto álgido.

Según la corresponsal de la BBC en Turquía, Sarah Rainsford, el ministro de Relaciones Exteriores, Abdullah Gul, se ha negado a retirarse de la carrera por la presidencia.

Para la elección del presidente se necesita una mayoría de dos tercios de los parlamentarios en las dos primeras vueltas (367 diputados) y una mayoría absoluta (276) en la tercera. En cualquiera de los tres casos, se necesita un quórum de 367 diputados.

Los nacionalistas del MHP dijeron que no piensan boicotear la elección presidencial, pese a estar dispuestos a presionar al gobierno para que elija a un candidato menos controvertido que Gul.

Vía: www.bbc.co.uk

Anuncios