El ministro de Relaciones Exteriores, Alejandro Foxley, protestó ante la Unión Europea (UE) por las dificultades que ponen algunos países miembros, en particular España, a la entrada de ciudadanos chilenos a su territorio, y dijo que da una “mala imagen” del acuerdo de Asociación entre Chile y la UE.

Foxley denunció la “política discriminatoria” hacia los ciudadanos chilenos y señaló que “el problema principal es España”, en diálogo con la prensa tras el tercer Consejo de Asociación entre Chile y la UE, celebrado este martes en Bruselas.

El ministro afirmó que planteó su “inquietud” a la UE por los cada vez más numerosos casos de chilenos que son rechazados y “enviados en el mismo vuelo en el que llegaron, sin haber ningún motivo”, y añadió que también hablará del asunto con su colega español, Miguel Ángel Moratinos.

Según Foxley, esta situación “genera una mala imagen pública de un acuerdo (de Asociación) que está funcionando muy bien en todos los planos y que debería en la fase siguiente tener un acuerdo explícito de libre flujo de personas.”

“Espero que las autoridades de la UE hagan ver a los países miembros que el lado humano de este acuerdo debería reflejar lo muy positivo que está ocurriendo en otros planos”, subrayó.

Vía: www.elmostrador.cl 

Anuncios