Cámara alta aprobó proyectos de acuerdo mediante los cuáles piden al Ejecutivo que unifique las competencias de los organismos sobre materias energéticas y que cree incentivos tributarios para el desarrollo de energías no contaminantes.

El Senado respaldó por unanimidad dos proyectos de acuerdo presentados por senadores de todas las bancadas donde demandan al gobierno que otorgue franquicias tributarias a quienes produzcan energía renovable no contaminante y para desarrollar políticas nacionales para el desarrollo de energías no contaminantes.

La primera es la iniciativa presentada por el senador Juan Pablo Letelier y patrocinada por los senadores Soledad Alvear, Carlos Cantero, Juan Antonio Coloma, Fernando Flores, Eduardo Frei Ruiz-Tagle, José García, Jaime Gazmuri, Guido Girardi, José Antonio Gómez, Hernán Larraín, Pablo Longueira, Alejandro Navarro, Ricardo Núñez, Carlos Ominami, Hosaín Sabag, Guillermo Vásquez y Adolfo Zaldívar.

Los parlamentarios solicitaron a la Presidenta de la República que presente un proyecto que entregue beneficios tributarios a las personas naturales o jurídicas que produzcan energía renovable no contaminante y que contribuyan al ahorro energético. Éste consistirá en la reducción de la renta líquida del 50% del monto total de la inversión realizada en la producción de energía renovable y permitirá incentivar la inversión y la utilización de energía renovable no contaminante.

Los legisladores autores de la iniciativa expresaron que “en la actualidad, la utilización de la energía renovable en nuestro país representa un porcentaje bastante bajo del universo total de consumo energético, situación que es necesario revertir para comenzar a masificar la utilización de este tipo de energía y en definitiva, solucionar los problemas que en este ámbito se han ido presentando y cuya solución no ha podido logarse en forma definitiva”.

Política energética

En tanto, los senadores Juan Antonio Coloma, Pablo Longueira y Hernán Larraín presentaron un proyecto de acuerdo donde piden al Ejecutivo que “elabore un Plan Energético en el plazo de noventa días, haciendo énfasis en la diversificación de la matriz energética, la generación de un esquema de liderazgo de las políticas, unificando las competencias”.

A modo de ejemplo, los legisladores indicaron que “es preciso unificar una política energética ya que, en Chile existen a lo menos cinco organismos con potestades en la materia tales como los Ministerios de Energía, Economía, Medio Ambiente, Relaciones Exteriores y Vicepresidente de CORFO”.

Asimismo recalcaron la necesidad de “promover la investigación y el desarrollo de energías alternativas, desarrollar una política de investigación científica sin límites ideológicos y la crear una institucionalidad jurídica latinoamericana en materia de servicios, que permita aprovechar las ventajas vecinales con garantías que aseguren el cumplimiento de los deberes de las partes”.

Denunciaron además “el grave retraso que existe en la innovación científica en materia energética, originado en la negativa ideológica del gobierno para evaluar la factibilidad de recurrir a la energía nuclear, al punto de que ninguno de los proyectos científicos relevantes patrocinado con fondos fiscales apunta al tema energético”.

Finalmente, manifestaron que “la carencia total de incentivos para avanzar en la generación y desarrollo de energías alternativas, a pesar de la evidencia existente a nivel internacional de la necesidad de políticas públicas que permitan iniciar y desarrollar este tipo de proyectos”.

Vía: www.elmostrador.cl 

Anuncios