Este domingo, Portugal asumió la presidencia de la Unión Europea. Entre los temas de la nueva gestión figura intensificar la relación entre el bloque comunitario y Brasil, además de proseguir la construcción europea.

Alemania terminó su presidencia de la Unión Europea, gestión que bajo las circunstancias actuales volvería a ocupar en el año 2020. Durante los próximos seis meses, Portugal y su primer ministro, José Sócrates, se enfrentarán a un reto monumental: proseguir la construcción europea.

 

Alemania dio paso a Portugal en la presidencia rotativa de la Unión Europea. La gestión portguesa, que comenzó este domingo, tendrá como una de sus tareas principales continuar el proceso hacia la adopción de una Constitución europea.

 

Manuel Lobo Antunes, secretario para Asuntos Europeos del gobierno portugués, afirma que “en Portugal decimos: a veces debe dejar que el tiempo corra. Quizá eso es lo que se necesita en la Unión Europea: tomémonos tiempo”. Al parecer, ése será el tono de la presidencia europea: en la calma está la fuerza.

 

Nuevo tratado europeo

 

Luego de que los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea acordaron los fundamentos del tratado para la reforma europea, ahora la presidencia portuguesa debe convocar a una conferencia en la que os 27 Estados miembros trabajarán con base en un texto concreto.

 

Aún no hay un acuerdo concreto, recalcó Antunes ante la prensa, pero hay un mandato que plantea el marco de negociaciones en términos muy claros. El portugués rechazó que sea necesario cambiar el proceso de toma de decisiones, como lo demanda el gobierno de Polonia.

 

“Es por ello que el mandato es preciso. Queremos evitar que al día siguiente cada gobierno interprete el acuerdo a su gusto. Eso no lo podemos permitir.”

 

Los trabajos sobre el tratado para la reforma europea tendrán la más alta prioridad, dijo Antunes. Éste, además, prefiere ni siquiera hablar acerca de si Turquía debe o no ser admitido como miembro de la Unión Europea. La posición portuguesa irá en el sentido de que “es muy importante que Turquía se integre a la Unión Europea, una vez que ese país cubra los requisitos que el bloque acuerde con el gobierno de Ankara”.

 

El nuevo presidente francés, Nicolas Sarkozy, tiene la intención de que en la cumbre europea de diciembre se discuta sobre los límites de la Unión Europea.

 

Solución a la pugna Polonia-Rusia

 

Portugal trabajará en profundizar las relaciones de la Unión Europea con el país de habla portuguesa más grande del mundo: Brasil. La Unión Europea debe ocuparse más de esta potencia emergente; así, ya el próximo miércoles se llevará a cabo la cumbre entre el bloque comunitario y Brasil, en Lisboa.

 

La presidencia portuguesa también tratará de acabar la pugna entre Polonia y Rusia por la importación de carne. Este diferendo bloquea desde hace nueve meses las negociaciones sobre un nuevo acuerdo de asociación.

 

“Podemos acabar con esta parálisis y lograr un nuevo punto de partida en las relaciones bilaterales”, dijo Antunes. “Pero para eso, todas las partes deben colaborar. La Unión Europea y Rusia deben esforzarse en este sentido.”

 

Vía: DW WORLD

Anuncios