Manifestantes se enfrentaron a la policía en Rockstock, en el norte de Alemania, durante una protesta en contra de la reunión de los líderes del G8, el grupo de los 7 países más industrializados del mundo más Rusia.

Imagen: risingtidenorthamerica.org

 

Un grupo de manifestantes lanzó piedras y botellas a la policía, que respondió con gas lacrimógeno.

Se informó que varias personas han sido detenidas.

Miles de policías fueron desplegados para vigilar a los manifestantes entre ellos: activistas anti-globalización, grupos de izquierda, estudiantes y anarquistas.

Se oponen a “un club”

Algunos vendedores resguardaron ventanas y vitrinas para proteger la mercancía ante la violencia.

Activistas indicaron que se oponían a lo que denomina un club de naciones ricas que toma decisiones por el resto del mundo.

Sin embargo, algunos han hecho un llamado a los líderes del G8 para que cumplan con las promesas hechas a África.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha solicitado que las manifestaciones sean pacíficas.

La cumbre del G8 se llevará a cabo en Heiligendamm, a 25 kilómetros de Rostock.

Vía:  www.bbc.co.uk/

Anuncios