Artículo publicado en CADAL, por Noel Alonso Murray el 14 de mayo de 2007.

Imagen: CADAL

Queda claro que el desafío principal que tiene el Parlamento del MERCOSUR es hacerle frente a dos grandes reticencias que la ciudadanía de cada uno de sus miembros tiene: la imagen negativa de sus poderes legislativos y la del MERCOSUR como bloque regional.

El Parlamento del MERCOSUR, fruto del Protocolo constitutivo del Parlamento del MERCOSUR del 9 de diciembre de 2005, fue inaugurado el lunes 7 de mayo de 2007 en la ciudad de Montevideo, capital de la República Oriental del Uruguay. En esta ciudad se reunieron los representantes de los cuatro países plenos del MERCOSUR (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y Venezuela, quien aún se encuentra en proceso de ratificación su proceso de incorporación al bloque como miembro pleno (resta que los Congresos de Brasil y Paraguay lo ratifiquen). A esta cita, además de los 18 miembros de cada una de las delegaciones y 9 por Venezuela, se sumaron los ministros de Relaciones Exteriores de los países (por Argentina fue el Secretario de Integración Económica y MERCOSUR), el Presidente de la Delegación para América Latina del Parlamento Europeo, el Presidente del Parlamento Andino, un representante del Parlamento Centroamericano y el Presidente de la Comisión de Representantes Permanentes del MERCOSUR. Asimismo, participaron de la sesión de inauguración miembros de los Congresos nacionales respectivos en calidad de invitados.

La ceremonia inaugural fue en el Palacio Legislativo de Uruguay y comenzó a las 15.15 prolongándose hasta las 18.30. Quien dirigió la sesión fue el Senador por Paraguay, Alfonso González Núñez a raíz de la Presidencia Pro Tempore del MERCOSUR que ejerce actualmente esta República. A su vez se eligió al resto de la Mesa Directiva conformada por representantes de los cuatro países restantes (Venezuela inclusive).

Como primera instancia se aprobó el Reglamento Interno del Parlamento del MERCOSUR de carácter transitorio, elaborado a principios de año por miembros de las comisiones parlamentarias conjuntas de cada país miembro para que rija como guía normativa hasta la aprobación del Reglamento permanente.

En todos los discursos se transmitió una misma idea: que el Parlamento ayudará a superar el déficit democrático del MERCOSUR ya que no existe ninguna instancia institucional dentro del bloque que sea tan representativa. El Parlamento se constituirá como un foro político de relevancia a la hora de intercambiar ideas, opiniones y políticas entre los miembros del bloque regional. Por otro lado, se hizo hincapié en el giro histórico que se llevó a cabo en el MERCOSUR a raíz de la inauguración de su Parlamento: dejará de ser un bloque de carácter comercial para tener un fuerte componente político. Todos los presentes resaltaron este salto cualitativo en el bloque, que pasará de ser un conjunto de acuerdos comerciales a un espacio de integración política. Un Parlamento en funcionamiento implicará una nueva dimensión de la soberanía, no entendida en el sentido tradicional (nacional) sino compartida (regional).

La segunda sesión ordinaria del Parlamento del MERCOSUR fue en la Sala Paulina Luisi del Edificio Anexo del Poder Legislativo el martes 8 de mayo a las 10 de la mañana. Los temas tratados y aprobados fueron:

– La duración del mandato de la Presidencia y del resto de la Mesa Directiva del Parlamento del MERCOSUR: se decidió que su mandato será hasta diciembre de 2008 rotándose en la presidencia los representantes de cada país según cambie la Presidencia Pro Tempore del Consejo Mercado Común.

– La designación de los Secretarios del Parlamento del MERCOSUR: Fueron ratificados en sus cargos los señores Secretarios, doctor Edgar Lugo, de Paraguay, y arquitecto Luis Berrutti, de Uruguay, en la Secretaría de la Presidencia hasta tanto la Mesa Directiva resuelva este tema y se hagan las convocatorias pertinentes. El Protocolo constitutivo del Parlamento del MERCOSUR establece que para cubrir estos cargos se realizarán concursos públicos e internacionales. Hasta tanto se lleve a cabo este proceso, los secretarios recién nombrados serán quienes ocupen estos cargos.

– La constitución de la Comisión de Reglamento Interno y la Comisión de elaboración de la Agenda Política del Parlamento del MERCOSUR con cuatro miembros por país.

– La determinación del día, hora y orden del día de la próxima Sesión Ordinaria que quedó establecida para el próximo 25 de junio a las 10 de la mañana en Montevideo.

– La aprobación de la Carta de Montevideo que pone de manifiesto la postura común de las delegaciones presentes en relación a la inauguración e importancia del Parlamento del MERCOSUR

La aprobación del organigrama y el presupuesto de junio a diciembre de 2007 fueron temas fijados en el orden del día como para ser debatidos pero que fueron dejados para ser tratados en la próxima sesión ordinaria del 25 de junio.

Después de terminados estos dos días, queda claro que el desafío principal que tiene el Parlamento del MERCOSUR es hacerle frente a dos grandes reticencias que la ciudadanía de cada uno de sus miembros tiene: la imagen negativa de sus poderes legislativos y la del MERCOSUR como bloque regional. Los ciudadanos descreen de la capacidad de sus representantes legislativos y la del bloque regional de afectar en sentido positivo su vida. Consideran a estas instancias como instituciones lejanas a su vida cotidiana. La forma en que el Parlamento deberá trabajar para contar con la confianza y el apoyo de la ciudadanía es incorporando a la sociedad civil a este proceso. Una instancia legislativa alejada de los reclamos y conflictos sociales no actuará como caja de resonancia de la sociedad.

Noel Alonso Murray es Investigadora Asociada del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL).

Vía: www.cadal.org

Anuncios