Cumplido este trámite la comisión de Constitución de la Cámara alta despacharía esta semana a la sala el proyecto que regula el registro de las audiencias que tendrán los representantes de los gremios y organismos sindicales con las distintas autoridades.

A la espera de que el Ejecutivo presente una indicación que permita aclarar cómo se materializará el registro público de las audiencias que tendrán los representantes de los gremios y organismos sindicales con las distintas autoridades, está la Comisión de Constitución del Senado.

Cumplido este trámite -informó la Cámara alta- la instancia parlamentaria despacharía esta semana a la sala el proyecto que regula el ‘lobby’ o la gestión de intereses.

Así lo manifestaron los senadores José Antonio Gómez (PRSD) y Hernán Larraín (UDI), presidente e integrante de la citada instancia legislativa, respectivamente, tras explicar que uno de los problemas que presenta la disposición que establece la obligatoriedad de publicar las audiencias entre gremios y autoridades, es que se entrega a estas últimas la responsabilidad de informar tales encuentros.

Esto, porque son muchas las reuniones que, no necesariamente son formales, las que tienen los parlamentarios, alcaldes o concejales con distintas entidades gremiales, sindicales o sociales.

“Tenemos la posibilidad de resolver el proyecto con prontitud, pero estamos a la espera de una propuesta que se comprometió a hacer el Ejecutivo para establecer cómo se regula la relación que pueda existir entre los gremios y organizaciones sociales con las autoridades de distintas naturaleza”, explicó Gómez.

Agregó que el objetivo de dicha norma es establecer una suerte de bitácora de las audiencias que tienen tales entidades, pero “el punto es cómo se hace por que en el caso de los parlamentarios es difícil establecer lo que es una reunión o una audiencia. Las audiencias se pueden fijar en los lugares físicos, pero un parlamentario en su región tiene muchas reuniones con juntas de vecinos, con sindicatos y hay que establecer un criterio que sea posible de cumplir”.

Según el senador Gómez, si se avanza en esa línea el proyecto podría quedar en condiciones de ser discutido en Sala, pues la Comisión de Constitución ya ha avanzado en 20 artículos de un total de 30.

En la misma línea, el senador Larraín explicó que el propósito de la norma es que se hagan públicas las reuniones formales, debidamente solicitadas y con objetivos conocidos, pues “se da el caso que en regiones, los senadores nos reunimos con mucha gente, varias veces al día y no todas las reuniones son formales, por lo que es imposible llevar un registro de esas características”.

Agregó que “como los gremios no son lobbystas, el tema es en cómo se puede dejar registro de esas actividades para que también haya transparencia en esas gestiones. A nosotros nos ha parecido que el propio organismo gremial sea el que lleve cuenta e informe de sus gestiones, porque no es tarea de las autoridades con quienes ejerzan este lobby de llevar este registro”.

Vía: www.elmostrador.cl

Anuncios