Segunda versión de foro económico mundial sobre la región será inaugurada mañana en Santiago.

Los líderes de negocios de América Latina tienen identificado el primer riesgo de la región: “La terrible desigualdad económica” de sus habitantes, uno de los temas más sensibles que analizará el II Foro Económico Mundial Sobre América Latina, que se inaugura mañana en Santiago.

“Sin duda que es un tema prioritario a combatir, un tema que desafortunadamente aparece muy seguido en las encuestas de los organismos internacionales y que es necesario corregir”, dijo a Efe el director para América Latina del foro, Emilio Lozoya.

En su opinión, los hombres de negocios que han participado en anteriores reuniones de este tipo han tomado conciencia de que la única manera de combatir la desigualdad en esta parte del mundo, de 480 millones de habitantes, es mejorar radicalmente la educación.

Agregó que “hacer un cheque o aumentar el sueldo no mejora el problema de la desigualdad”, pues, acotó, se trata de una solución de parche.

“En este foro en Santiago, los grandes líderes empresariales deberán analizar cómo invertir mejor en países donde la distribución es cada vez menos equitativa, y donde el acento hay que ponerlo en la educación”, subrayó el experto mexicano.

Más de 400 líderes políticos, económicos, académicos y delegados de organismos medioambientales se reunirán en Santiago en lo que será “una gran oportunidad para discutir cómo combinar un mayor crecimiento económico con una sólida red de protección social para todos en América Latina”, según un informe oficial del foro.

Según Lozoya, “sin duda que hay que apuntar a los parámetros de educación, especialmente los que requiere la industria, pues si además cada vez salen más estudiantes que no requieren las empresas, no sólo estamos aumentando la desigualdad, (sino que) también estamos creando desempleados”.

Explicó que el diálogo en Santiago será “crucial”, precisamente porque uno de los temas a tratar es cómo reducir la informalidad pero generando “un trabajo decente”.

Reveló que los líderes empresariales de la región concuerdan en que deben tener “un papel más activo y pragmático”, con el fin de acabar en América Latina no solo con la desigualdad, sino también con la corrupción y el crimen organizado.

“Sin duda que el hecho de que en esta reunión se hayan inscritos más de 400 personas para discutir estos temas es porque se ha creado conciencia en una región con un gran potencial de desarrollo y con muchos recursos. Nos felicitamos de esta participación tan inesperada”, subrayó.

Recordó que en la agenda del Foro Económico Mundial (WEF, en sus siglas en inglés), también figuran temas de interés especial para Latinoamérica, como el energético y el calentamiento global.

En este contexto, Lozoya está consciente que como en otras regiones del planeta, los cambios climáticos causados por el hombre se hacen cada vez más críticos y señaló que en América Latina también se debe enfrentar el problema con responsabilidad.

Vía: www.elmostrador.cl

Anuncios