El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, exhortó al nuevo gobierno palestino de unidad nacional a mostrar un compromiso genuino con la paz y los principios internacionales.

Pero la prioridad inmediata para la Autoridad Nacional Palestina es, según Ban Ki Moon, restaurar la ley y el orden en Gaza y facilitar la liberación del prisionero israelí Gilad Shalit, quien fuera capturado por militantes el pasado junio.

El jefe de la ONU hizo estos llamamientos tras conversar con el presidente palestino, Mahmoud Abbas, en la ciudad de Ramala.

Ban reiteró que no se reunirá con miembros del grupo islamista radical Hamas, que a principios de 2006 accedió por primera vez al gobierno de los territorios palestinos.

Sí aclaró que discutirá las preocupaciones palestinas respecto a Israel cuando se reúna con el primer ministro israelí, Ehud Olmert, este lunes.

Entre estos asuntos se destaca la construcción de un muro de separación en las zonas ocupadas de Cisjordania y las restricciones a la libre circulación de los palestinos.

Ban señaló que hay enormes obstáculos que impiden la paz en Medio Oriente, pero que alcanzarla “no sólo es posible sino imprescindible”.

Antes de reunirse con Abbas había visitado un campo de refugiados palestinos en Belén, y un tramo del muro que bordea Cisjordania.

Tras la pisada de Rice

Al tiempo que el secretario general de la ONU realizaba el recorrido por los territorios palestinos, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, hacía más escalas en su gira por Medio Oriente.

Luego de reunirse en Egipto con líderes de los países árabes, viajó a los territorios palestinos y a Israel. Allí llamó a ambos pueblos a ponerse de acuerdo sobre una “agenda común” y a avanzar hacia la creación de un Estado palestino.

“Estamos en una situación en la que creo que un acercamiento bilateral, en el que yo hable en paralelo con ambas partes… es la mejor solución”, afirmó.

Vía: www.bbcmundo.com

Anuncios