La Paz, Bolivia. Cuando Bolivia conmemora el Día del Mar, el canciller de ese país, David Choquehuanca, afirmó que no se descarta incluir el tema de la venta de gas a Chile en las negociaciones con Santiago sobre el acceso boliviano al Océano Pacífico.

Bolivia perdió su acceso al mar durante la guerra del Pacífico que libró contra Chile en 1879.

El Día del Mar se celebra en Bolivia para conmemorar que, el 23 de marzo de ese año, las fuerzas bolivianas resistieron la ocupación chilena en Calama donde, según la historia oficial, el héroe Eduardo Abaroa prefirió dar su vida a rendirse ante el ejército chileno.

El canciller boliviano no descartó que Perú, que también perdió parte de su territorio en favor de Chile durante la Guerra del Pacífico, pudiese participar en las conversaciones.

Morales optimista

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, mostró cierto optimismo sobre la posible resolución de este conflicto durante los actos de celebración del Día de Mar, apelando “a la diplomacia de los pueblos” para que su país recupere una salida al Pacífico.

“Es importante, empezando en nuestra nación y llegando a la comunidad internacional, reparar daños históricos de hace 128 años”, dijo Morales, quien afirmó que “en las guerras sólo pierden los pueblos y ganan las transnacionales”.

En julio de 2006 Evo Morales y la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, acordaron reestablecer el diálogo entre los dos países, que había quedado interrumpido en octubre de 2005.

Tanto el canciller boliviano, como el propio Evo Morales, han reconocido que la disputa marítima se encuentra en la agenda de 13 puntos que ambos países han establecido para empezar a dialogar con Chile, en la que también se prevén asuntos como la lucha contra el narcotráfico, la lucha contra la pobreza o las cuestiones fronterizas.

Bolivia rompió relaciones diplomáticas con Chile en 1978, luego del frustrado acercamiento entre los generales Augusto Pinochet y Hugo Banzer, presidentes de facto de Chile y Bolivia, respectivamente.

La llegada al poder de Morales, en Bolivia, y de Bachelet, en Chile, abrió una nueva etapa en las relaciones entre los dos países.

Vía: www.bbcmundo.com

Anuncios