La Habana, Cuba. La cancillería sueca protestó por un supuesto caso de violación de su correo diplomático en La Habana y anunció que convocará al embajador cubano en Estocolmo, Jorge D. Payret Zubiaur.

Será la segunda vez en lo que va del mes que el diplomático es llamado a rendir cuentas por la creciente tensión en las relaciones entre Cuba y Suecia.

El clima de discordia se hizo evidente hace diez días en una sesión del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra.

En esa ocasión el representante cubano, Juan Antonio Fernández Palacios, reaccionó airado a la acusación del canciller sueco, Carl Bildt, de que La Habana no respetaba tales derechos.

“Vikingos vs. histéricos”

Al tomar la palabra, Fernández Palacios consideró que el ministro actuaba con “hipocresía” al criticar a Cuba pero no hacer referencia a la situación de la base estadounidense de Guantánamo.

Pero fue más allá y dijo que el discurso recordaba a la Suecia imperialista.

“En Cuba no se persigue a los inmigrantes ni se intenta hacer una limpieza étnica para retener en el país a aquellos que respondan a los patrones raciales de los conquistadores vikingos”, expresó el embajador cubano ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Luego del acalorado debate, Bildt dijo ante los periodistas que tales declaraciones eran “inaceptables” y según la agencia suceda de noticias TT, llegó incluso a hablar de una “crisis diplomática”.

“La ONU tiene la obligación de vigilar el respeto por los derechos humanos, que están especialmente limitados en Cuba, y tenemos la obligación de decirlo. Eso no debe provocar un ataque histérico a toda una nación como han hecho los cubanos”, comentó Bildt.

Y ahora las cartas

A sólo días de ese episodio, este miércoles, el portavoz de la cancillería sueca, Christian Carlsson, denunció que se había descubierto en la embajada en La Habana que varios sobres de la correspondencia diplomática habían sido abiertos antes de llegar a las oficinas.

“Esto añade elementos a las relaciones diplomáticas que ya están tensas”, dijo el vocero en rueda de prensa.

Agregó que este miércoles se le informó al embajador cubano en Estocolmo la preoocupación del gobierno por esta situación.

Dijo que todavía esperan las correspondientes disculpas oficiales tanto por los comentarios de Fernández Palacios a los que considera “inaceptables”, como a esta supuesta violación de las cartas.

Vía: www.bbcmundo.com

Anuncios