Prensa Latina, Quito, El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, afirmó hoy que la Asamblea Nacional Constituyente será de plenos poderes y por tanto podrá disolver el Congreso nacional.

Imagen: Hoy.com

Gracias a la presión ciudadana que salió a las calles, el Parlamento aprobó la consulta popular que pide una Constituyente, pero no hay que caer en la trampa de los legisladores; esa Asamblea “será de plenos poderes”, resaltó Correa. En su alocución de cada sábado, realizada desde Ambato, provincia de Tungurahua, ratificó que “la Asamblea es de plenos poderes y podrá mandar a la casa a cualquiera de lo poderes constituidos, llamase Congreso, Corte de Justicia o el mismo presidente de la Republica”.

Alertó que se ganó una primera batalla, pero quedan muchas otras, pues “hoy los mismos de siempre (la partidocracia) tratan de asustar a la ciudadanía” con falsas declaraciones e intentan tergiversar la esencia de la Constituyente.

El mandatario descartó cualquier imitación de modelos extranjeros o una dictadura en el país y señaló que no puede haber miedo al cambio, pues este será realizado por la ciudadanía.

Advirtió que el pueblo tiene ahora la misión de no equivocarse en las elecciones para asambleístas y debe elegir a sus verdaderos representantes, que salgan de los movimientos sociales y populares.

Si rechazamos a los candidatos de derecha, de los partidos Renovador Institucional, Social Cristiano, Demócrata Cristiano y Sociedad Patriótica, ganaremos otra lucha y tendremos el espacio para hacer una nueva Carta Magna, apuntó.

“Lo único que quiere el presidente Correa es una nueva Constitución para acabar con las mafias políticas que tanto daños nos han hecho”, enfatizó.

Los ecuatorianos tenemos que cambiar el modelo económico para recuperar el petróleo, evitar la privatización del agua y del Seguro Social.

“No creemos que la Asamblea y una nueva Constitución es todo; no es suficiente para salir del subdesarrollo, pero si es necesaria para poder gobernar y sacar el país adelante”, aseveró.

El jefe de Estado desestimó igualmente la eliminación del requisito de recoger el uno por ciento de firmas para ser asambleísta por parte del Parlamento.

Puntualizó que ese punto forma parte del estatuto de esa Asamblea y el Legislativo no tiene derecho a cambiarlo, por lo cual agregó que se mantienen negociaciones con el Tribunal Supremo Electoral para reincorporarlo.

Correa respaldó la propuesta de movimientos sociales y populares de hacer una lista única de candidatos con miras a ganar mayor cantidad de escaños en la Constituyente.

Solo de esta forma podremos acabar con la iniquidad, con el saqueo a la patria y el país entregado a las instituciones financieras internacionales, concluyó.

Vía: Prensa Latina

Anuncios