EFE. La representante del BID en Managua, Mirna Liévano de Marques, aseguró que la “condonación está prácticamente acordada” y que corresponde a una deuda por préstamos concedidos a este país hasta el 31 de diciembre de 2004.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) confirmó este jueves que condonará a Nicaragua una deuda cercana a los 800 millones de dólares, incluidos 20 millones que serían pagados este año en intereses al servicio de la deuda.

La representante del BID en Nicaragua, Mirna Liévano de Marques, aseguró que la “condonación está prácticamente acordada” y es por un monto aproximado de 800 millones de dólares, por préstamos concedidos a este país hasta el 31 de diciembre de 2004.

La funcionaria indicó que la condonación de esa deuda permitirá a Nicaragua utilizar en el presupuesto de este año unos 20 millones de dólares, que iban a ser abonados al BID, en proyectos que decidirá el gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega.

“Nosotros ya no tenemos ninguna capacidad de supervisar. Es una condonación. Es un apoyo presupuestario puro, en el sentido de que es el gobierno el que tiene que decidir el uso de esos recursos”, agregó.

La delegada del BID anotó que el ahorro promedio anual que tendrá Nicaragua, con el perdón de esa deuda, será de unos 20 millones de dólares durante el período 2007-2044.

“Esto es un apoyo presupuestario, ya que libera recursos del presupuesto para otros gastos”, añadió.

Insistió que el gobierno de Nicaragua decidirá en que utilizarán esos 20 millones de dólares que se ahorrarán anualmente en no pago de los intereses.

Las autoridades nicaragüenses han dicho que los recursos de la condonación de la deuda con el BID serán destinados a proyectos para reducir la pobreza de este país, que afecta al 64 por ciento de una población de 5,14 millones de habitantes.

La condonación de la deuda del BID a Nicaragua se formalizará en la Asamblea de Gobernadores de ese organismo, a celebrarse en Guatemala del 16 al 20 de marzo próximo, donde tendrá que ser ratificada.

Liévano de Marques también se refirió a las negociaciones que el Fondo Monetario Internacional (FMI) iniciará con Nicaragua para lograr un acuerdo económico y las calificó como “una señal positiva”, porque demuestra “una voluntad de mantener ese equilibrio macroeconómico” de parte del gobierno de Ortega.

Vía: EFE

Anuncios