El Mostrador. Sindicatos exigieron al Ejecutivo extender los beneficios alcanzados este mes con la ANEF, especialmente en lo relativo al ”daño previsional”, pues de lo contrario iniciarán movilizaciones en marzo.

Nueve gremios del sector público exigieron al Gobierno extender los beneficios del acuerdo alcanzado con la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), especialmente en lo relativo al llamado “daño previsional”.La declaración fue firmada por Asemuch, Confusam, Confemuch, Ajunji, Fenafuch, Fentess, Fenpruss, Fenafuech y el Colegio Enfermeras, en conjunto con la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), representada por su vicepresidenta, Ana María Muñoz.
Los demandantes lamentaron otra vez que La Moneda haya negociado sólo con la ANEF una solución al daño previsional, en consecuencia de que “todos los años la Mesa del Sector Público, con sus 14 organizaciones que la componen, negocia con el Gobierno” temas como ése.

El pasado 6 de febrero, el Gobierno y la ANEF –el único gremio con que el Ejecutivo no logró un acuerdo en 2006- alcanzaron un convenio que entrega un reajuste adicional de 2,9% anual, que se suma al 5,2% acordado en diciembre pasado, y un bono de hasta $ 125 mil por término de conflicto.

Además, establece indemnizaciones individuales de hasta $ 20 millones para unos 4.500 empleados fiscales para jubilaciones hasta 2010, que le permitan amortizar el daño previsional y sus escasos ahorros.

“En ese acuerdo se excluye al resto de las organizaciones centrales y descentralizadas y se plantea que con eso se cierra el asunto”, se quejó el presidente de los funcionarios de la salud municipalizada, Esteban Maturana.

“Los que estamos acá, que representamos a la gran mayoría de los funcionarios públicos, decimos que no estamos disponibles a aceptar esta discriminación y el Gobierno debe prepararse, porque en marzo habrán movilizaciones de los funcionarios públicos”, añadió.

Según indicó el líder de los funcionarios municipales, Óscar Yáñez, los gremios estudiarán la posibilidad de llevar su malestar y denuncia a instancias internacionales, como a la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“El Gobierno está vulnerando el convenio internacional número 87, que se refiere a la libertad sindical, al hacer esta discriminación y desigualdad en el trato de los trabajadores del sector público. Hay una abierta práctica antisindical. El daño provisional aún está siendo discutido en el Congreso con los 14 gremios”, agregó.

En representación de la CUT, la vicepresidenta Ana María Muñoz, señaló que “el daño previsional no es solamente para los funcionarios de la ANEF, sino que también para los trabajadores de la salud, municipales, de jardines infantiles, de universidades. Todos son trabajadores públicos”.

Vía: El Mostrador

Anuncios