Miembros del directorio de la cuprera deberán responder solidariamente ante perjuicios causados a la corporación.

El acceso de los funcionarios públicos al directorio de Codelco no sólo estará vetado a los ministros, sino, además, a cualquier funcionario público. Esto, si prospera el cambio en la composición del directorio, propuesta que hizo pública el jueves el ministro de Hacienda, Andrés Velasco, y que ingresará al Congreso en marzo próximo.

Todo, debido a que con la reforma Codelco se someterá a la ley de sociedades anónimas, adoptando, al menos para su directorio, la figura de una sociedad anónima abierta. Los integrantes de la mesa, además, deberán responder solidariamente con su patrimonio ante cualquier perjuicio producido a la empresa, según consta en el mismo cuerpo legal.

Davilazo

¿Qué habría pasado si los directores de Codelco hubieran respondido con su patrimonio durante el episodio del “Davilazo”? Además de haberse recuperado el dinero (si fuera suficiente la declaración patrimonial de los directores para hacerlo), los directores de entonces, Alejandro Hales (ministro de Minería), Alejandro Foxley (Hacienda), Mario Waissbluth, Manuel Ugarte (Carabineros), Fernando Molina, Jorge Sepúlveda y Javier Codoceo (supervisores), habrían quedado en “bancarrota” debido a las millonarias sumas de las que serían responsables.

En tanto, las organizaciones de trabajadores respondieron positivamente los cambios propuestos por Hacienda, valorando la eliminación de los funcionarios públicos de la mesa, ya que, en su visión, esto dota de mayores grados de autonomía al directorio de Codelco.

Pero advirtieron que la mayor autonomía no sería tal, ya que será el Gobierno el que decida sobre los directores “independientes” a partir de dos ternas propuestas por la Alta Dirección Pública.

Con eso, el Gobierno, en realidad, elegirá seis y no cuatro representantes en el directorio, quedando el séptimo y último en manos de trabajadores.

Lea la noticia completa.

Vía: El Mercurio

Anuncios