Fuente: Adimark GFK. Aprobación de Presidenta Bachelet cae más de 7 puntos. Cruza la barrera del 50%, y ahora recibe un 47,2% de aprobación. Fuerte deterioro experimenta el nivel de identificación con la Concertación.

El primer mes del año fue complicado para el gobierno: Se inició en pleno proceso de crisis al interior PPD, seguido por el rechazo del Tribunal Constitucional a la distribución de la llamada píldora del día después que había dispuesto la autoridad. A esto se sumó el caso de Chiledeportes y sus complejas aristas, agravado por la polémica en torno a los antecedentes profesionales de su directora, Catalina Depassier, que llevaron a su renuncia. Por si todo la anterior no fuera suficiente, al cerrar el mes se conocieron graves denuncias de cohecho al interior del Servicio de Impuestos Internos, y un bochornoso error en la redacción de un proyecto de ley provoca un conflicto diplomático con el Perú.

En tan complejo entorno, la evaluación de la gestión presidencial, hasta hora indemne, se deterioró en forma importante: El nivel de aprobación de la Presidenta Bachelet descendió en enero más de 7 puntos, para situarse en un 47,2%. La caída en la aprobación de la presidenta en este mes resulta más marcada en los grupos de mayor edad y, sobre todo, en los grupos más pobres.

Por áreas de gestión, una de las caídas más fuertes se registra, comprensiblemente, en “Relaciones Internacionales”, que sin embargo continúa siendo el área mejor evaluada. Otras caídas importantes se registran en las evaluaciones respecto al manejo de “Economía” y “Educación” (En Enero también se conocieron los resultados de las pruebas nacionales de admisión a la Universidad con un ampliación de la brecha entre educación privada y pública)

Otro resultado importante en este mes resulta ser la fuerte caída en el nivel de identificación con la Concertación. Este indicador que desde hace meses se mantenía alrededor de 32%-33%, cae ahora 6 puntos y se sitúa en 26%, el nivel más bajo registrado por este estudio desde marzo de 2006. La Alianza por Chile no varía su nivel de identificación (18%), y sólo crece el número de quienes señalan no identificarse con “Ninguno”. Se confirma así el complejo proceso que vive el sistema político chileno: La Concertación parece alejarse cada vez más de la identificación ciudadana y la Alianza no logra capitalizar en su favor esta desafección.Click para bajar el documento:

Evaluación Gestión de Gobierno Enero 2007
Anuncios