El Mostrador, 24/01/07.- Mandataria enfatizó la necesidad de contar con una ruta clara de desarrollo productivo, ya que la historia de Chile muestra “con claridad que los recursos naturales pueden agotarse y que antiguas ventajas comparativas pueden perder vigencia”.

La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, recibió esta mañana el primer informe del Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad, oportunidad en la que recalcó la necesidad de incrementar los esfuerzos para asegurar el desarrollo del país.

“No existen recetas mágicas. Sabemos que debemos aumentar decididamente nuestra competitividad como país y sabemos que para ello un elemento básico, además de nuestros recursos naturales, es, sin duda, innovar”, indicó durante la ceremonia realizada en el Salón Montt Varas del Palacio de La Moneda.

En la actividad, la Jefa de Estado estuvo acompañada por los ministros del Interior, Belisario Velasco; de la Secretaría General de la Presidencia, Paulina Veloso; de Economía, Alejandro Ferreiro; de Obras Públicas, Eduardo Bitrán; y de Agricultura, Álvaro Rojas.

Participaron, también, senadores, diputados, subsecretarios, dirigentes de partidos políticos, rectores universitarios y científicos, además de los consejeros del grupo asesor que elaboró la primera propuesta, que preside el ex Ministro Hacienda, Nicolás Eyzaguirre.

Durante su intervención, la Mandataria señaló que el desafío de Chile es crecer más y sostenidamente, porque ese proceso es la base del desarrollo y del programa social. En ese sentido, destacó que “crecemos para incluir, pero también incluimos para crecer. Por eso la necesidad de una ruta y de una estrategia”.

Al respecto, sostuvo que hace ocho meses se puso en funcionamiento el Consejo Nacional de la Innovación para la Competitividad, el cual convocó a connotados científicos, expertos en educación y formación, especialistas en políticas públicas y actores del sistema productivo y del mundo laboral con experiencia en innovación.

Bachelet enfatizó la necesidad de contar con una ruta clara de desarrollo productivo, ya que la historia de Chile muestra “con claridad que los recursos naturales pueden agotarse y que antiguas ventajas comparativas pueden perder vigencia”, indicó.

Asimismo, relevó que la innovación es la clave en la nueva era global, en la sociedad del conocimiento, destacando que es absolutamente imperativo innovar en productos, procesos, mercados y alianzas estratégicas, tanto dentro como fuera del país. “Porque mantener el paso en los tiempos actuales es sinónimo de retroceder”, subrayó.

Sobre esta materia, recalcó que Chile tiene fortalezas para enfrentar ese desafío: “las políticas macroeconómicas son fuente de estabilidad y el marco normativo garantiza reglas del juego claras y predecibles. Tenemos una red comercial y, me atrevería a decir, también cultural y académica, que nos une con todo el mundo”, puntualizó.

Sin embargo, subrayó que en nuestro país existen brechas y deficiencias que se deben resolver, como la asimetría en la distribución de riesgos, oportunidades y recursos claves, como el capital humano y financiamiento para nuevos proyectos.

Además, destacó que “las articulaciones entre las instituciones educativas, el mundo productivo y los centros de investigación científica y desarrollo tecnológico es, todavía, muy incipiente”. En ese ámbito, la Presidenta Bachelet agregó que hay que avanzar en la desconcentración productiva, en asociatividad y en las relaciones de colaboración entre los distintos actores.

En ese sentido, planteó que el esfuerzo público y, en especial, la inversión privada en Investigación más Desarrollo (I+D), está lejos de las sumas que destinan las economías emergentes que ocupan posiciones de liderazgo.

Del mismo modo, aseguró que “podemos y debemos superar esa situación, aprovechar nuestras fortalezas y nuestra capacidad” y planteó que en esa dirección avanza la construcción de un sistema de protección social, la reforma educacional, el compromiso del apoyo al emprendimiento y la innovación, entre otras iniciativas.

La Jefa de Estado reiteró su voluntad de que el Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad sea una institución permanente. Destacó que “la sola evolución del entorno exige una continua actualización de diagnósticos y propuestas, y además, un monitoreo de los avances en términos de eficacia y transparencia con observadores independientes”.

Afirmó que entiende la estrategia para el fomento de la innovación y el desarrollo “como la construcción de una política nacional, como una política de Estado. Como lo fue la reforma previsional o las políticas de infancia. Ya nadie discute el éxito de esta fórmula, estos son temas de Estado que requieren la mirada, el aporte y la propuesta de sectores diversos que algo tienen que decir”.

Asimismo, reafirmó la voluntad de lograr una pronta aprobación del proyecto de ley que instituye el Fondo y el Consejo Nacional de la Innovación para la Competitividad.

Luego, la Mandataria sostuvo que el informe entregado identifica brechas, precisa criterios, propones metas, sugiere objetivos y líneas de acción. “Confío que las brechas que advertimos en Educación, en Investigación y Desarrollo, en diversidad productiva, en desarrollo y participación de las regiones, en incorporación mayor al esfuerzo innovador(…), podrán cerrase con estas propuestas y con el trabajo mancomunado de instituciones públicas, el mundo productivo, el sistema educacional y los centros científicos y tecnológicos”, indicó.

Del mismo modo, expresó que el gobierno no ha detenido su marcha, ya que las instituciones de fomento e innovación, tales como CORFO o CONICYT, han comenzado a reorientar su trabajo a partir de nichos productivos y cadenas de valores.

En esa misma línea, relevó que el ministerio de Obras Públicas ha enfocado el desarrollo de la infraestructura desde una perspectiva de soporte vital de las distintas actividades que se realizan o que se estima se potenciarán a lo largo del territorio en macrozonas. “Lo comento porque hemos estado trabajando desde el gobierno con esta mirada integrada, de ligar procesos, y de ir en la lógica de mejorar el crecimiento y la competitividad del país”, subrayó.

Finalmente, la Presidenta Bachelet, agradeció el trabajo del Consejo Nacional de Innovación y aseguró que “ésta es una buena base. La vamos a evaluar y vamos a determinar el modo y los tiempos en que aplicaremos las propuestas que ya vienen en este primer informe”, concluyó.

El Consejo de Innovación para la Competitividad es presidido por el economista y ex ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, y lo componen los ministros de Hacienda, Andrés Velasco; Economía, Alejandro Ferreiro; Educación, Yasna Provoste; Obras Públicas, Eduardo Bitrán, y Agricultura, Álvaro Rojas.

En este organismo participan, además, diferentes personalidades del mundo económico, científico y educacional, como Edgardo Boeninger; José Miguel Benavente; Ricardo Barrenechea; José Joaquín Brünner; Celia Alvariño; Bruno Philippi; Alfredo Piquer; Mario Montanari; Servet Martínez; María Virginia Garretón; Bernardita Méndez y Mauricio Medel. Como invitados permanentes a las sesiones de trabajo, con derecho a voz, se encuentran el vicepresidente ejecutivo de CORFO, Carlos Álvarez; la presidenta de CONICYT, Vivian Heyl, y el secretario ejecutivo de Consejo Nacional de Innovación, Leonardo Mena.

Ver documento: Informe Final Consejo Innovación.doc

Vía: El Mostrador.

Anuncios