BBC Mundo, 11/01/07.- La canciller de Colombia, María Consuelo Araujo, se mostró optimista ante el acuerdo con Ecuador para solucionar el conflicto diplomático por las fumigaciones aéreas que Colombia realiza con glifosato en la frontera común, aunque afirmó que todavía “no hay una solución definitiva”.

Así lo afirmó en una entrevista con BBC Mundo Hoy en la residencia del embajador colombiano en Londres, durante su gira por diversos países europeos.

Hubo un contacto a muy alto nivel muy positivo, muy constructivo, que buscó alternativas y que le da a la canciller designada ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, y a mí, el mandato para seguir adelante con este diálogo y la supervisión del tema“, afirmó.

Como reflejo del acercamiento entre ambos países, Araujo garantizó que estará presente en la toma de posesión del presidente de Ecuador, Rafael Correa, el 15 de enero próximo.

Pero añadió -con una leve sonrisa- que la presencia del presidente colombiano, Álvaro Uribe, estaba en duda ya que “por cuestiones de agenda siempre se comunica con muy poco tiempo de anticipación”.

Cultivos en Ecuador

Sin embargo, Araujo apoyó las declaraciones esta semana el director de la policía colombiana, Jorge Daniel Castro, en las que insistió que hay cultivos de coca en Ecuador, lo cual este país niega rotundamente.

“Los documentos que desde territorio colombiano fueron obtenidos por la policía fueron entregados por vía diplomática a la cancillería ecuatoriana. El uso que hagan de eso corresponde al gobierno de Ecuador”, dijo.

La canciller también desvinculó su futuro político del de su hermano Álvaro, involucrado en el escándalo sobre supuestos vínculos de congresistas con grupos paramilitares de derecha, que la Corte Suprema retomó este jueves. Araujo evitó ahondar sobre el tema y simplemente recordó que, según ella, el único que puede decidir su sustitución es el presidente.

En cuanto a las relaciones de Colombia con sus vecinos, especialmente tras las victorias izquierdistas en Nicaragua y Ecuador, Araujo aseguró que éstas continuarán inamovibles.

“Con las reelecciones hay unas líneas de política que permanecen. En el caso de Brasil donde hay una continuidad en el gobierno; con Venezuela; en Ecuador hay un cambio pero ya hemos establecido los contactos para que no signifique un debilitamiento de nuestro diálogo y en Centroamérica estamos ya participando en el grupo Puebla-Panamá que nos garantiza una interlocución más dinámica con estos países”, afirmó.

Finalmente, como gesto para conseguir mayor apoyo europeo, Araujo confirmó que Colombia está abierta a potenciar la erradicación manual de cultivos de coca, que fueron 40.000 hectáreas en 2006. Pero pidió a cambio mayor colaboración europea en estos proyectos, “garantizando la responsabilidad compartida entre países consumidores y productores”.

Vía: BBC Mundo.

Anuncios