El Mostrador, 12/12/06.- Encuesta se realizará en las principales ciudades del país y finalizará con la realización de un Congreso Indígena Urbano.

En un proceso inédito en el país y en Latinoamérica, el Gobierno inició este martes una consulta nacional para definir una política indígena urbana, que representan el 70% del total de la población indígena del país.

Para orientar y articular esta consulta, el Ministerio de Planificación (Mideplan) y la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) recibieron un documento elaborado por una comisión especial que trabajó desde agosto, en el cual se plasma la visión y la misión de una política en esta materia.

La ministra de Planificación, Clarisa Hardy, llamó a las comunidades indígenas que viven en las ciudades a iniciar un debate amplio, abierto y participativo.

“La política indígena no sólo debe ser defendida por la población indígena; la política indígena debe ser defendida por todo el país, así es como se construyen políticas nacionales”, sostuvo.

La ministra subrayó que mientras “el país está enterrando a quien simbolizara de manera brutal y dramática las discriminaciones, la exclusión, la segregación… en un día como hoy que eso muere, lo que ustedes pueden hacer es un país más tolerante, más aceptador de su diversidad, en donde aprendamos a convivir con nuestras diferencias”.

Por su parte, el director de Conadi, Alberto Parra, invitó a los indígenas que viven en las ciudades a hacer un esfuerzo para aprovechar esta oportunidad histórica y pionera en América Latina.

“Vamos a empezar a discutir cómo se trabaja con el mundo indígena urbano con las diversidades propias que este mundo tiene, de norte a sur, con las diversidades propias de los aymaras, de los quechuas, de mapuches, vamos a hacer un esfuerzo serio y sistemático”.

Agregó que “este proceso de consulta debe ser un ejemplo de cómo debemos construir, profundizar y mejorar la política indígena en el país de aquí en adelante”.

La consulta nacional se realizará en las principales ciudades del país y finalizará con la realización de un Congreso Indígena Urbano.

Ambiente discriminador

El documento entregado a las autoridades y a las comunidades, para iniciar el debate nacional, establece que los indígenas que viven en las ciudades se desenvuelven en un medio ambiente sociocultural discriminador que se funda en el prejuicio y la estigmatización de las diferencias étnicas y culturales.

Se añade que los problemas surgidos de la discriminación, desprotección e “invisibilización étnica” sólo se superarán en la medida que se realicen acciones en todo el amplio marco de la cultura y apunten a restituir los derechos y a creen un medio ambiente social de promoción, reconocimiento y respeto por los derechos culturales.

La comisión sostiene que las políticas indígenas urbanas deben apuntar hacia el objetivo de conseguir un progresivo nivel de igualdad de oportunidades, con la expresión de las diferencias culturales y de identidad que detentan los pueblos indígenas.

Agrega que se deben hacer esfuerzos por generar y estrechar vínculos entre los indígenas asentados en las ciudades y aquellos que viven en las comunidades, de manera de apuntar a la eliminación de una distinción entre indígenas rurales y urbanos.

Asimismo, sostiene que deben generarse políticas que fortalezcan la sociedad civil indígena y, por lo tanto, sus organizaciones, asociaciones, comunidades y liderazgos en la ciudad.

El documento presentado para orientar el debate fue preparado por una comisión integrada por la antropóloga de la Universidad de Chile Sonia Montecinos, el antropólogo de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano Luis Campos, el arquitecto de la Dirección de Arquitectura del MOP Eliseo huencho, la seremi de Planificación de la Región Metropolitana Myriam Pilowsky, el antropólogo de Mideplan Alvaro Zúñiga, y el periodista Fernando Quilaleo, secretario técnico de la comisión.

Vía: El Mostrador. 

Anuncios